Skip to main content

Procesadores de texto

Con la llegada de la informática una de las primeras aplicaciones implantadas en los ordenadores fueron los procesadores de texto. La imperante necesidad de los programadores de contar con aplicaciones que sirviesen para programar usando texto y no comandos hizo que se centraran en diseñar una aplicación que les posibilitara programar de una manera mucho más inteligible, es decir por medio de comandos en forma de texto, y con esto la programación ya podía ser legible. Y es así como dieron origen a los primeros procesadores de textos los cuales siguen, hasta el día de hoy, en continua evolución y actualización haciendo frente a las nuevas necesidades.

Podemos decir, por tanto, que los procesadores de texto son los sucesores de la máquina de escribir y cumplen con una función similar a la que cumplían estas hace algunas décadas, aunque de manera mucho más completa y compleja. En la máquina de escribir, por ejemplo, cada letra tecleada por el usuario era impresa de forma inmediata en el papel, lo que imposibilitaba la edición o el borrado, a menos que se usaran diferentes técnicas poco profesionales, teniendo que rehacer páginas enteras por una simple errata. Con un procesador de textos, en cambio, es posible borrar y editar el contenido en todo momento ya que su funcionalidad básica se realiza sobre la pantalla.

 

¿Sabías que...?

Fue en la década de los 80 cuando se lanzaron al mercado los primeros procesadores de texto para ordenadores personales. 

 

Este tipo de programas informáticos van muchísimo más allá hoy en día abarcando un amplio número de posibilidades lo que los ha hecho piezas imprescindibles tanto en nuestra vida personal como en el ámbito laboral.

¿Qué son los procesadores de texto?

Son aplicaciones informáticas destinadas a la creación, edición, modificación, corrección e impresión de documentos de texto que abarca desde cartas, informes, artículos de todo tipo, revistas, libros,  entre muchos otros; textos que después pueden ser almacenados, compartidos e impresos.

Los procesadores de texto ofrecen diferentes funcionalidades tales como tipográficasorganizativasidiomáticas, que varían según el programa o software. Por lo general, todos son capaces de trabajar con diferentes tipos de fuentes, interlineado, alineación, tamaño de letra, corrección ortográfica y gramatical, el trabajo con imágenes y tablas, además de contar con diccionarios en varios idiomas para facilitar la labor de redacción. 

Síguenos en:

Licencia Creative Commons
Biblioteca/CRAI de la Universidad Pablo de Olavide Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.