Skip to main content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador web, es posible que vea resultados ines

Dispositivos, herramientas y servicios de almacenamiento de información

Se detallan los distintos dispositivos existentes para almacenar la información: archivarla, organizarla y recuperarla. Se explica OneDrive: cómo se crea una cuenta institucional, la instalación local y cómo se utiliza para trabajar de forma colaborativa
Un dispositivo de almacenamiento de datos es un conjunto de componentes utilizados para leer, grabar o guardar datos en el soporte de almacenamiento de datos, en forma temporal o permanente.

 

 

Normalmente nos encontramos con cuatro tipos de dispositivos:

  • Disco rígido o disco duro
  • Disco duro portátil (externo)
  • CD/DVD-ROM
  • Memorias  flash (pen drive, tarjeta de memoria)

 

 

 

Veamos a continuación las características de algunos de ellos:  

Las unidades de discos rígidos o duros (hard disk drive, HDD) tienen una gran capacidad de almacenamiento de información, pero al estar alojados normalmente dentro de los ordenadores (discos internos) no son extraíbles fácilmente. 

 

El disco duro almacena casi toda la información que manejamos al trabajar con el PC. En él se aloja, por ejemplo, el sistema operativo que permite arrancar el ordenador, los programas, archivos de texto, imagen, vídeo, etc. 

Un disco duro está formado por varios discos apilados sobre los que se mueve una pequeña cabeza magnética que graba y lee la información.

 

¿Cuáles son sus principales características?

 

  • Capacidad: Se mide en gigabytes (GB). Es el espacio disponible para almacenar información. La capacidad aumenta constantemente desde cientos de MB, decenas de GB, cientos de GB y hasta TB.
  • Velocidad de giro: Se mide en revoluciones por minuto (RPM). Cuanto más rápido gire el disco, más rápido podrá acceder a la información la cabeza lectora. Los discos actuales giran desde las 4 200 a 15 000 RPM, dependiendo del tipo de ordenador al que estén destinadas.
  • Capacidad de transmisión de datos: De poco servirá un disco duro de gran capacidad si transmite los datos lentamente. Los discos actuales pueden alcanzar transferencias de datos de 6 Gb por segundo (SATA 3).
  • Cuando el disco duro está leyendo, se enciende en la carcasa un LED (de color rojo, verde u otro). Esto es útil para saber, por ejemplo, si la máquina ha acabado de realizar una tarea o si todavía está procesando datos.

También existen discos duros externos que permiten almacenar grandes cantidades de información. Son muy útiles para intercambiar información entre dos equipos, ya que son fáciles de instalar y transportar de un ordenador a otroNormalmente se conectan al PC mediante un conector USB 2.0, USB 3.0 y Firewire. 

Los discos duros portátiles se pueden usar fácilmente en múltiples ordenadores para compartir archivos. Permiten una programación automática para el respaldo de archivos y archivan datos rápida y fácilmente. Pueden ser desde micro discos hasta discos duros normales de sobremesa con una carcasa adaptadora.

 

¡Nota...!
El “pero” de estos discos es que siguen teniendo piezas móviles, y por lo tanto están expuestos a fallos por golpes o manejo brusco. Un detalle importante de los discos duros portátiles es su delicadeza, dado que un golpe puede hacer perder los datos almacenados en el mismo.

 

La gran ventaja que tienen sobre las memorias flash o pendrives es la gran capacidad de almacenamiento.

Los discos USB micro drive y portátiles (2,5") se pueden alimentar de la conexión USB. Aunque algunas veces no es suficiente y requieren ser enchufados a dos USB a la vez. Mientras tanto, los discos duros de sobremesa (3,5") requieren transformador.

 

¡Toma nota...!
Las capacidades van desde los 2 GB de los micro discos a los miles de GB (terabytes) de los de 3,5".

¿Sabías que...?

Los más actuales incluyen además conexión Wi-Fi y se denominan Wi-Drives

 

Memorias flash: tarjetas y pen drives

Es otro de los tipos de dispositivos de almacenamiento externo. Es otro tipo de disco duro portátil pero con unos matices que lo diferencian en usabilidad con respecto a los anteriores.

Estas memorias se han convertido en el sistema de almacenamiento y transporte personal de datos más utilizado, desplazando en este uso a los tradicionales disquetes y a los CD. Se pueden encontrar en el mercado fácilmente memorias desde 1 GB hasta 1 TB.​ Esto supone, como mínimo, el equivalente a 180 CD de 700 MB. Las memorias con capacidades más altas pueden aún estar, por su precio, fuera del rango del "consumidor doméstico".

Así que, como medio de guardado de información rápido, es el perfecto sustituto a los CD o DVD convencionales. Aunque su capacidad es bastante limitada y, por tanto, su uso suele ser el almacenamiento de archivos de poco peso y con un alojamiento temporal o de traspaso de información de ficheros. Es un dispositivo muy pequeño y muy manejable, por lo que lo hace un fiel compañero de cualquier usuario doméstico.

Sabías que...

Las memorias USB son comunes entre personas que transportan datos de su casa al lugar de trabajo, o viceversa. Teóricamente pueden retener los datos durante unos 20 años y escribirse hasta un millón de veces.

Pero ten en cuenta que no es oro todo lo que reluce y, bajo nuestro punto de vista, no recomendamos este medio de almacenamiento para copias de seguridad.

A pesar de su bajo costo y garantía, hay que tener muy presente que estos dispositivos de almacenamiento pueden dejar de funcionar repentinamente por accidentes diversos: variaciones de voltaje mientras están conectadas, por caídas a una altura superior a un metro o por su uso prolongado o repetitivo muchas veces al día o durante varios años, especialmente en pendrives antiguos.

Otro de los dispositivos de almacenamiento más usado en el mundo (junto con los pendrives) son las tarjetas de memoria flash. Son las conocidas sd, microsd “nano sd” (esas tarjetas minúsculas que introducimos en nuestros Smartphones). 

Existen varios estándares de tarjetas en el mundo. Los más comunes hoy en día son Secure Digital, Compact Flash y Memory Stick.

Las tarjetas de memoria flash memory stick son usadas para almacenar fotos y videos en las cámaras digitales. También es común su uso para ampliar la capacidad de almacenamiento de teléfonos móviles y tabletas. 

 

La Memory Stick original se usa para guardar música y fotos principalmente y  la versión de nano o microsd, de dimensiones minúsculas, es la que usamos en nuestros Smartphones.

Su capacidad varía pudiendo llegar hasta 2 TB. 


Síguenos en:

Licencia Creative Commons
Biblioteca/CRAI de la Universidad Pablo de Olavide Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.