Skip to main content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador web, es posible que vea resultados ines

Dispositivos, herramientas y servicios de almacenamiento de información

Se detallan los distintos dispositivos existentes para almacenar la información: archivarla, organizarla y recuperarla. Se explica OneDrive: cómo se crea una cuenta institucional, la instalación local y cómo se utiliza para trabajar de forma colaborativa
Uno de los principales mecanismos para proteger y conservar toda la información digital lo constituyen las copias de seguridad, es decir, poder disponer de varias copias de los datos para que éstos no sean destruidos en caso de incidentes o desastres (desde el borrado accidental de un fichero o un fallo del disco duro, pasando por un incidente de seguridad, hasta un incendio en el edificio). ¿Piensas que nunca te ocurrirá? ¿Crees que esto solo pasa desde que todo es digital?

 

Sin embargo, para el almacenamiento de esa información sensible, confidencial o protegida es necesario hacer uso de servicios o dispositivos de almacenamiento de confianza, que estén bajo tu control y que dispongan de las medidas de seguridad necesarias. En caso contrario, alguien sin autorización para acceder a esa información podría tener acceso a esta. 

En una empresa o institución, por ejemplo, la confidencialidad, disponibilidad e integridad de la información son algunas de las propiedades básicas de su seguridad. Estos serán también los parámetros que nos permitirán clasificarla para seleccionar las medidas de protección que debemos aplicar a cada tipo. Como punto de partida, es fundamental identificar la información crítica, aquella que si se altera, destruye, divulga o resulta inaccesible puede causar graves pérdidas a la empresa.

Con las personas ocurre lo mismo, sabemos que tenemos determinada información que resulta capital para nosotros y cuya pérdida nos causaría graves perjuicios.

¡Por tanto...!
Antes de almacenar información en cualquier lugar es necesario reflexionar sobre dónde la estamos guardando y hacer copias de la misma con precaución y de manera responsable.

Te recomendamos la siguiente lectura

COBARSÍ MORALES, J., 2006. Pequeños y grandes desastres de la información [en línea]. 1a. ed. [Barcelona]: Infonomia. [Consulta:  octubre 2017]. ISBN 9788460977704. Disponible en: https://recyt.fecyt.es/index.php/EPI/article/view/epi.2007.may.13


Síguenos en:

Licencia Creative Commons
Biblioteca/CRAI de la Universidad Pablo de Olavide Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.