Skip to main content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, es posible que vea resultados inespera

Ciencias Ambientales: Gestión de la información

En esta guía encontrarás una selección de los recursos más útiles para obtener información sobre Ciencias Ambientales. Se incluye un amplio abanico de recursos como la base de datos ASABE y la web del Asociación de Ciencias Ambientales.

¿Por qué citamos?

 

Para preparar cualquier trabajo es necesario que consultemos información ya disponible, ya publicada, es decir, que lo documentemos. Pero cuando utilizamos esa información ajena (un artículo, un libro, una web, etc.) al redactar nuestro propio texto, tanto si incluimos frases literales como si resumimos una idea o la parafraseamos, debemos declarar de dónde la hemos tomado, es decir, hemos de citar la fuente, la procedencia.
 

Porque al citar...

  • Reconocemos y agradecemos el mérito y esfuerzo de aquéllos de quienes tomamos prestada la información.
  • Reforzamos nuestros propios argumentos y criterios con la autoridad de otros.
  • Probamos que conocemos la disciplina o asunto sobre el que escribimos y que nos hemos documentado.
  • Contextualizamos el tema que tratamos y los datos o argumentos que aportamos.
  • Facilitamos al lector que amplíe información más allá de los límites de nuestro propio texto.
  • Evitamos que nos acusen de plagio y, en la universidad, que nos rechacen o suspendan un trabajo.

Norma de referencia

La Norma ISO 690: 2010 Information and documentation - Guidelines for bibliographic references and citations to information resources, ha sido traducida al español: UNE-ISO 690:2013 Directrices para la redacción de referencias bibliográficas y de citas de recursos de información. AENOR, mayo de 2013.

 

 

Guía de estilo de cita UNE-ISO: 690-2013

Cómo citar

En general, para esta área temática, el estido de citas y referencias bibliográficas más utilizado es Vancouver.

Este estilo es el elaborado por el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (ICMJE), que se reúne una vez al año. Y cuyos orígenes son los Requisitos de Uniformidad para Manuscritos Enviados a Revistas Biomédicas que se remontan al año 1978, cuando un grupo reducido de editores de revistas médicas se reunió de manera informal en Vancouver para establecer las normas de envío de manuscritos a sus revistas. Entre ellos se incluían los formatos de las referencias bibliográficas elaborados por la National Library of Medicine (NLM), y fueron publicados por primera vez en 1979.

La última versión fue lanzada en 2013 y ahora se llama "Recomendaciones para la conducta, presentación de informes, edición y publicación de Trabajo académico en revistas médicas”.

Citing Medicine

Las Recomendaciones en su apartado G. References ii. Style and Format, remiten el estilo y formato de las referencias The NLM’s Citing Medicine, 2nd edition, que ha sido revisado en agosto de 2015.

Cómo citar

Para el ámbito de la química es de amplia utilización el estilo de citas y referencias bibliográficas ACS desarrollado por la American Chemical Society: The ACS Style Guide: Effective Communication of Scientific Information, 3rd ed. 

Gestores de Referencia Bibliográficas

¿Cómo controlar nuestras referencias?

Conviene que las referencias las conservemos durante un tiempo, para el fin que las hemos recopilado, o incluso nos será útil contar con un archivo personal permanente de nuestra bibliografía. Sea cual sea el caso, el volumen de los datos, o la herramienta que usemos, el objetivo es controlar y gestionar nuestras referencias.

Para ello, podemos usar diversos tipos de instrumentos, según cuales sean nuestras necesidades:

  • Utiliza las aplicaciones ofimáticas (OpenOffice, MS Office, etc.) para elaborar tablas de procesadores de texto (para pocas referencias, coyunturalmente), hojas de cálculo (para estructurar y manejar más información) o incluso bases de datos (con gran capacidad y prestaciones).
  • Puedes recurrir a gestores freeware y herramientas sociales que existen en internet. Son sistemas de gestión de referencias de uso gratuito, versiones gratuitas de programas de pago y herramientas de la web social.
  • Ahora bien, como herramienta ideal para gestionar tus referencias bibliográficas, te recomendamos el uso de gestores de referencias. Los gestores de referencia son un software especializado para la captura, archivo, tratamiento y exportación de referencias. Con ellos podrás mantener una base de datos personal, compartirla, generar bibliografías automáticamente y formatear con citas y referencias los documentos elaborados con el procesador de texto.
  • Nuestra Biblioteca/CRAI da soporte a las siguientes herramientas:

 

Mendeleygestor de referencias bibliográficas que te facilita la organización tanto de las referencias como los textos completos de los documentos, elaborando bibliografías en diferentes formatos. La UPO pone a tu disposición la versión institucional de este gestor de referencias, con ventajas sustanciales respecto a su versión gratuita.

 

Nuestra Biblioteca/CRAI pone a tu disposición este tutorial para que te familiarices con la herramienta.

 

Otras herramientas:

Zotero: es un gestor de referencias que funciona en entornos web. Es de software libre, con licencia abierta, se trata de una extensión de Mozilla FireFox, y sólo funciona con este navegador.

 

Nuestra Biblioteca/CRAI pone a tu disposición este tutorial para que te familiarices con la herramienta.

Síguenos en:

Licencia Creative Commons
Biblioteca/CRAI de la Universidad Pablo de Olavide Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.