Skip to main content

Elaboración de presentaciones visuales

Cómo elaborar presentaciones visuales

Los pasos a seguir son los siguientes: 

Traza un esquema de lo que vas a decir: ¿qué quieres contar primero? ¿Qué seguirá a continuación? ¿Cómo te gustaría acabar?

A veces lo más sencillo es seguir el mismo hilo que has seguido en el trabajo escrito, exponiendo en primer lugar tus motivaciones para seleccionar ese tema, planteando los objetivos o hipótesis, explicando a continuación la metodología utilizada, listando los resultados más relevantes de entre los obtenidos y presentado las conclusiones más importantes de tu estudio y las líneas de futuro.

Recuerda que...
Tienes poco tiempo para presentar toda esta información, por eso es muy importante que sintetices y que descartes aquello que sea menos relevante. Céntrate sobre todo en los objetivos y las conclusiones.

 

Traza una línea temporal en la que listes las ideas que expondrás. Una vez lo hayas hecho, dibuja un storyboard, como en las películas, en el que vayas asociando a cada idea una diapositiva con su correspondiente diseño:

  • Título del trabajo o título de sección
  • Idea principal
  • Elemento gráfico
  • Combinación de algunos de los anteriores

Has de cuidar mucho el aspecto visual de la presentación: todas las diapositivas han de tener una apariencia coherente, del mismo estilo. Lo más recomendable es que uses una plantilla, que dote a toda la presentación de un estilo común en cuanto a tipo, color y tamaño de la fuente; colores de fondo y de los distintos elementos; disposición de elementos complementarios como encabezados y pies de página; posición de las cajas de texto e imágenes.

 

Es importante que no llenes las diapositivas de texto. Se trata de que lo que esté en pantalla refuerce tu discurso, no que este sea sustituido por la lectura de la presentación. Por tanto, solo ideas centrales, expresadas en unas cuantas palabras, con un tamaño suficiente.

La presentación puede servirte como guion de tu exposición, puede incluso sacarte de algún apuro cuando no recuerdes qué viene a continuación. Pero en ningún caso puedes estar constantemente leyendo lo que aparece escrito y mucho menos hacer que esta sea una transcripción escrita de tu defensa.

Uso incorrecto

Uso correcto

Respecto del uso de imágenes, usa aquellas que sirvan para ilustrar tu exposición, para aportar información complementaria, que resulte relevante, pero tampoco debes abusar de ellas.

 

Usa imágenes, gráficos, tablas o fotografías para: sustituir parte de tu discurso, contextualizar un dato concreto, ilustrar un caso del que estés hablando, reforzar una idea clave, poner de manifiesto un hecho relevante...

No descartes hacer zoom dentro de una imagen o un gráfico completo cuando lo que te interese sea destacar solo una parte, aunque la muestres en contexto:

 

Tampoco hay que usar complicados programas de retoque fotográfico. Hay numerosas herramientas integradas en los programas ofimáticos o complementos para los navegadores que te ayudarán a lograr este tipo de imágenes.

 

¡Toma nota!
Aquí tienes un extenso listado categorizado de herramientas online.

Lo normal es que uses las imágenes que ya has usado en tu trabajo escrito. En cualquier caso, tanto para la versión escrita como para la visual, si necesitas imágenes, puedes echar un vistazo a estos buscadores y bancos de imágenes que te recomendamos:

 

Lee atentamente los permisos y los usos que puedes hacer de esos archivos.

Finalmente, no olvides asegurarte de que puedes usar esa presentación en el acto de defensa: cerciórate de que el PC dispone del software y las conexiones necesarias. Hazlo con suficiente antelación para, en caso contrario, poder solicitar modificaciones. Infórmate sobre si puedes usar tu propio dispositivo. Pero ten en cuenta que, en algunos casos, el tiempo de instalación/configuración forma parte del tiempo total destinado al acto de defensa.

 

Piensa cómo vas a "llevar" tu presentación, si estará en la nube o en una memoria usb; si podrás cargarla en el equipo con anterioridad...

No lo dejes todo para el mismo día del acto de defensa.

 

A continuación, te dejamos algunos manuales que te ayudarán a conocer en mayor profundidad algunas de las herramientas más populares para la creación (almacenamiento y visualización) de presentaciones.


Síguenos en:

Licencia Creative Commons
Biblioteca/CRAI de la Universidad Pablo de Olavide Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.